Medición de oxígeno para controlar emisiones y mejorar la eficiencia de la combustión
Obtenga información sobre cómo mejorar la eficiencia de la combustión y el control de emisiones en calderas.


Medición de oxígeno para controlar emisiones y mejorar la eficiencia de la combustión

Obtenga información sobre cómo mejorar la eficiencia de la combustión y el control de emisiones en calderas


Las calderas en general – y en particular los quemadores – requieren ser controlados de manera eficiente para lograr una combustión adecuada y un manejo responsable de emisiones al medio ambiente.

Para lograr esos objetivos, la medición en tiempo real de gases de escape es fundamental.

Particularmente el porcentaje de oxígeno en los gases de combustión es la variable con la que podemos identificar si la inyección de aire forzado a la cámara de combustión de la caldera es adecuada, excesiva o deficiente.

 La medición continua del porcentaje de oxígeno participando en uno de los lazos de control de la caldera, puede hacer un ajuste de la cantidad de aire que se fuerza hacia la cámara de hogar, por ejemplo subiendo o bajando ligeramente la velocidad del ventilador haciendo que el porcentaje de oxígeno se ajuste a la curva de mejor eficiencia de la combustión.

La curva de aire-oxígeno para una caldera se determina con pruebas en campo y con la ayuda de un analizador portátil que determina en varios puntos de operación de la caldera, cuál es el porcentaje de oxígeno para una máxima eficiencia de la combustión. Así por ejemplo, se pueden tabular 10 puntos de operación de la caldera, llevándola desde el 10% de carga hasta el 100% y ajustando en cada uno de esos puntos la mezcla óptima de aire-combustible. Una vez tabulados estos datos, se programa el sistema de control del quemador para que conforme la caldera está modulando su capacidad, asigne la consigna de porcentaje de oxígeno correspondiente a la curva de máxima eficiencia.

Normalmente, la variación que hay que realizar en la velocidad del ventilador es pequeña, unos cuantos Herts hacia arriba o hacia abajo de la velocidad normal de trabajo, de modo que el porcentaje de oxígeno participa sólo en una estrecha banda de velocidades. Sin embargo, este ajuste llamado “trim de oxígeno” es suficiente para que el sistema de control corrija de forma continua el porcentaje de oxígeno de los gases, manteniendo la combustión siempre sobre la curva de mejor eficiencia.

Esto tiene un impacto inmediato en mejorar la eficiencia de la caldera, lo cual se traduce en menores consumos de combustible y una mejora en los parámetros de descargas atmosféricas.

El instrumento ideal para medición continua de oxígeno en gases debe ser capaz de operar bajo las condiciones típicas de una chimenea de caldera: altas temperaturas, intemperie, contenido de partículas sólidas, acidez, etc. El transmisor de oxígeno en gases Endura AZ20 de ABB es una excelente herramienta para la medición continua de los gases de combustión.

Es un instrumento compacto de fácil instalación y mantenimiento. Las celdas de medición de zirconia son reemplazables, de modo que al agotar su vida útil no es necesario reemplazar la sonda completa, solamente la celda de medición.

 El AZ20 de ABB ha sido probado por décadas demostrando su gran utilidad en el control de la combustión de quemadores, ahorrando costos operativos y mejorando la calidad de las emisiones atmosféricas cuyos estándares son cada vez más rigurosos a nivel mundial.

 Facebook   Instagram   Twitter   LinkedIn  YouTube 

Últimas publicaciones del blog

Your Dynamic Snippet will be displayed here... This message is displayed because you did not provided both a filter and a template to use.


Planta de Semiconductores Mejora las Conexiones con la Maquinaria
El módulo Ignition SECS / GEM extrae datos de forma más rápida y sencilla.